Fantasías Eróticas

Las fantasías son un espacio de libertad erótica, son el lugar donde tu llevas las riendas de tu placer, donde puedes derrochar las exageraciones, las perversiones y las ideas más descabelladas, o cursis, o dulces, o imposibles. La fantasía sucede en el terreno de la intimidad contigo misma, y nadie nadie nadie, excepto tu, puede penetrar en ellas. Aprovéchate! 

¿Por qué las llamamos Fantasías eróticas?

Se que estamos acostumbradas a llamarlas Fantasías Sexuales, no obstante, me gusta introducir esta propuesta. Decir fantasías sexuales no nos aporta demasiada claridad sobre el asunto, ya que en la vida todo, también las fantasías, es sexual. Pero ojo! sexual desde el punto de vista Sexologico, no significa “hacer sexo” sino “ser Sexo”, y puesto que no existen personas sin sexo, utilizar el adjetivo sexual es casi una redundancia. ¿Me explico? Esto pasa con un montón de conceptos como Educación Sexual, salud sexual, enfermedades de transmisión Sexual…. La propuesta que os hago, es cambiar la redundancia por un adjetivo que nos de más pistas: ERÓTICA. La erótica es todo aquello relacionado con el deseo entre los sexos. Las fantasías eróticas son siempre sexuales, y son Eróticas porque se elaboran a través del deseo.

Fantasias eróticas

Las fantasías sexuales son productos de nuestra imaginación que todas las personas somos capaces de crear. Unas personas podemos ser más hábiles o tener más imaginación a la hora de crearlas, y a otras pues nos puede costar un poco más. A veces, en lugar de crearlas nosotr@s mism@s cogemos algún episodio de la relación con nuestra pareja o algunas imágenes que hemos visto en la tele, revistas, etc y las recreamos en nuestra mente.

Las fantasías pueden despertar en nosotr@s infinidad de reacciones, algunas son muy placenteras y excitantes mientras que otras pueden resultar desconcertantes y hasta pueden hacernos sentir incómodos. Pero debemos tener claro que fantasear con una determinada situación no conlleva necesariamente el deseo de llevarla a cabo. Llevar a cabo la fantasía es una cosa muy diferente, incluso, en la mayoría de los casos, la fantasía, al volverse real, pierde gran parte de su poder y atractivo eróticos.

¿Para qué sirven las fantasías?

Cuando somos adolescentes, la fantasía puede servirnos de ensayo, el imaginarnos realizando conductas sexuales que aun no han pasado, con alguien al que conocemos pero nos resulta difícil acercarnos o con personajes de ficción. Cuando somos adultos podemos usar las fantasías, por ejemplo para inducir o aumentar la excitación sexual, también nos pueden ayudar a contrarrestar el aburrimiento, focalizar la atención en las sensaciones y evitar distracciones. Podemos usarlas en solitario cuando no hay un compañero disponible pero también es común que sea usada durante la actividad sexual con alguien…

¿Pueden las fantasías generar conflictos de pareja?

En principio no parece que tenga sentido que lo que ocurre dentro de tu mente y forma parte de tu universo erótico particular, sea motivo de conflicto. No obstante, los límites y acuerdos que las parejas establecen en sus encuentros eróticos no siempre están bien definidos, y a veces, incluso siendo así, no es fácil identificar los verdaderos sentimientos, miedos e inseguridades cuando hablamos de deseo. Os dejo este cortometraje, a ver que os parece: Nuestro propio cielo.

Las fantasías eróticas se producen de forma voluntaria o involuntaria en nuestra mente y al menos un 20% de las mujeres y un 55% de los hombres tienen una fantasía sexual al día. Es probable que hay diferencias entre las fantasías masculinas y femeninas, y os animamos a compartir con vuestros amigos y amigas una estimulante conversación al respecto.

También observamos como la sexualidad se ve tremendamente afectada por la estética, la publicidad y el consumo, y es por esa razón que las fantasías se elaboran utilizando componentes interiorizados por nuestra cultura, donde la mayor parte de las veces nos deriva a imaginaciones genitalistas, coitocentristas y pornográficas, donde los roles de dominio y sumisión suelen ser bastante limitados y previsibles.. uy! lamento si estoy hiriendo vuestro ego erótico… soy muy mala ?

Os animo al encuentro con vuestras propias fantasías… daros espacio, tiempo y libertad.. y antes o después aparecerán. Y cuando lleguen… aquí me quedo, no quiero colarme en vuestros más profundos secretos.

Carmen y Macarena

Asexorate

1
Hola! Soy Mercedes Simón, resolveré tus dudas sobre sexualidad.
Powered by